sábado, 26 de enero de 2013

Solos.

Te mezo,
con la dulzura del viento,
y la travesura del silencio.

Con la historia guardada,
en los pliegues de mi mano,
mientras presencio,

el orbe viajar,
de lado a lado,
en tu mirar.

Tu ojos,
reflejan el mundo,
que quise conquistar.

El cielo,
oscuro de la noche,
en la soledad de nuestro porche.

Sin palabras,
abrazados con un manto de amor.